Hermes Trismegisto y el Sol …

“El Gran Iniciado que ha existido, el padre de toda la Ciencia iniciática de Egipto y del mundo entero, Hermes Trismegisto, cuyo nombre significa “tres veces grande”, dice en la Tabla Esmeraldina: “Es la fuerza fuerte de todas las fuerzas, ya que ella vencerá toda cosa sutil y penetrará toda cosa sólida.” El llama a esta fuerza Telesma y dice además: “El Sol es su padre, la luna su madre, el viento lo ha traído en su vientre y la tierra es su nodriza”.

Más lejos añade: “Tu tendrás por este medio la gloria del mundo y toda oscuridad se alejara de ti”. Estas pocas palabras bastan para mostraros la importancia de las salidas del Sol.

Rayos del sol

Esto significa que, para el discípulo que ha comprendido que la luz es todo poder, las enfermedades, los tormentos, todo lo que es negativo desaparece, y emana de el una fuerza solar que el mundo entero estará obligado en reconocer. Diréis; “Si, pero no ha llegado todavía”… Está bien, pero esto no llegará solamente en tanto no habréis entendido porqué debéis ir cada mañana a presentaros delante del Sol. Es la consciencia, la manera de considerar las cosas que lo hace todo. Hermes Trismegisto ha penetrado en lo más profundo de los misterios de la naturaleza, y en la Tabla Esmeraldina ha dado un resumen de toda la sabiduría antigua. Aunque, incluso los alquimistas no llegaron a entenderla. Cuando Hermes Trismegisto decía: el sol, la luna, el aire, la tierra, hablaba ciertamente de los cuatro elementos, mientras que los alquimistas por los términos de; Sol, luna, aire y tierra…. Trataban de entender otras cosas a las cuales Hermes Trismegistos no había pensado. Y es por tanto muy sencillo y muy claro.

11079601_363392950528025_7364845981361873672_n

Son los cuatro elementos que producen esta fuerza fuerte de todas las fuerzas llamada Telesma. Todos los magos, hechiceros, ocultistas, brujos que practican la talismaquía, intentan introducir en los objetos esta fuerza Telesma (de donde proviene el nombre de talismán) pero no siempre saben de donde procede, ni como captarla y dirigirla. Si bien Hermes Trismegisto lo dice bien claro: El sol es su padre; es entonces el sol quien la produce, y debemos buscarla cerca del sol. La luna es su madre… En su aspecto inferior, la luna representa el mundo de las ilusiones, del desequilibrio, de la locura, mientras que en su aspecto superior, ella representa la pureza de la vida divina. Es este aspecto superior de la luna que es la madre. Entonces, el padre, el sol, produce la fuerza, y el viento, o sea el aire, la transporta en el vientre de la madre, la luna, que empieza a trabajar sobre ella. Pero esta fuerza que es presentada aquí bajo la forma de un niño, debemos alimentarla, y es la tierra que se convierte en su nodriza.

montañas y sol

Así pues, Hermes Trismegistos lo dice muy claro: hay una fuerza que viene del sol. Y como el sol va a jugar el papel más grande en el futuro, debemos apresurarnos a comprenderlo, de tener una consciencia nueva a este respecto para prepararse a recibir todos sus efluvios, todas sus fuerzas. Detrás de la luz del sol, hay infinidad de otras fuerzas y justamente Telesma es una fuerza tan poderosa que Ella, “Vencerá toda cosa sutil y penetrará toda cosa sólida”, como se dice en la Tabla Esmeraldina.

16. Espíritú De Los Elementos

Solamente que, para que esta fuerza sea verdaderamente eficaz en el plano físico, es necesario que Ella sea fijada, que Ella se vuelva tierra; “Su fuerza o su poder permanecerá entera si Ella es convertida en tierra”. Dice Hermes Trismegisto. Pues en su estado original, esta fuerza es fuego; pero el fuego debe convertirse en tierra. El fuego es volátil y la tierra es fija….. He aquí los términos de “fijo” y “volátil” de los que se servían los alquimistas. Es necesaria pues que esta fuerza tan sutil sea cristalizada, condensada, materializada; en ese momento preciso Ella es toda poderosa, no antes. Es a eso a lo que Hermes Trismegisto deja entender, pero dicho de una manera tan velada que, incluso leyendo centenares de veces la Tabla Esmeraldina, puede que no se vea. Eh aquí lo que el Sol me ha revelado. Vosotros os preguntaréis: “Como! El sol puede revelarnos cosas parecidas?” Pues sí, ya que él es el manantial de todo, puede revelaros todos los misterios.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s