Régimen de Salud (Dr. Manuel Lezaeta)

Los consejos que se indican en este capítulo tienen por objeto mantener la salud de la persona que los practique y también sirve para restablecerla si ella se ha alterado. Éstos se seguirán cada día con pequeñas variaciones según sea invierno o verano.

Este régimen puede seguirse indefinidamente en cualquier clima, estando en pie el sujeto.

Al despertar, cualquiera que sea la edad de la persona, se aplicará frotación de agua fría a todo el cuerpo,vistiéndose sin secarse o volviendo así a la cama para reaccionar hasta   que pase  la humedad.

Respiraciones profundas y ejercicio al aire libre, con ascención de cerros si es posible.

Antes del mediodía, los adultos de más de 40 años tomarán mi Lavado de la Sangre al vapor o al sol, si es posible diariamente.

También son recomendables los chorros parciales alternándolos para equilibrar la circulación sanguínea.

En la tarde, chorro de pitón, especialmente agradable en verano para adultos. Los niños tendrán suficiente con una ablusión fría si transpiran o sienten malestar.

El baño genital de agua fria de 15 a 30 minutos en la tarde para ambos sexos, especialmente si hay malestar a la cabeza o vientre. El baño de Just en la bañera es refrescante y vitalizador para todos.

Dormir con  cataplasma de barro sobre todo el vientre si hay estreñimiento, gases, o diarrea. Como práctica preventiva o si no es posible el barro, compresa fría abdominal durante la noche con piel y pies calientes.

No comer sin hambre. No existiendo éste sólo podrá comerse crudo; frutas o ensaladas.

Al desayuno, solamente fruta cruda de la estación o seca si no hay fresca. A falta de ésta, un plato de quaker crudo remojado en agua fría 20 o más minutos y endulzado con miel o fruta dulce como pasas, higos o plátanos.

A mediodía, almuerzo libre si hay hambre, prefiriendo ensaladas con aceitunas o huevo duro picadito, hortalizas de la época con nueces, tortilla de verdura o ésta revuelta con huevo, quesillo fresco, poco pan y mejor integral y tostado. Evitar embutidos, frituras y aliños como pimienta o mostaza.

A la caída del sol, comida: si hay hambre se puede comer como en el almuerzo, pero menos cantidad, generalmente bastará alguna ensalada o un poco de fruta cruda.

El pan es mejor de todo trigo – integral- o tostado para evitar que estriña.

Comer pausadamente y bien ensalivado. Las comidas apresuradas son indigestas.

Evitar dulces, conservas, leche, queso viejo, huevos blandos y caldo o jugo de carne. No fumar.

Dormir con ventana abierta o, al menos el tragaluz, aún en invierno.

De modo especial, a sano o enfermo que esté en pie, se recomienda ejercicio físico diario, moderado y al aire libre. Evitar permanecer en cama durante el día.

A sanos y enfermos les será muy beneficioso dejar un día a la semana para comer sólo fruta cruda, como único alimento, a la hora y en la cantidad que desee y mejor sin mezclar frutas diferentes.

Si hay estreñimiento, diariamente y en ayunas o en la noche se ingerirá una cucharada sopera de linaza entera en infusión desde la noche anterior con agua caliente, junto con 4 ó 6 ciruelas. Puede practicarse indefinidamente esta toma que jamás irrita y es un buen alimento.

Si no ha habido evacuación en el día, antes de dormir se aplicará lavativa o enema con agua fría para descargar el vientre.

Las 10 claves para mantener o recuperar la salud.   (Dr. Manuel Lezaeta )

Dice Lezaeta: “Los preceptos que la ley natural impone al hombre como condición  para mantener la normalidad orgánica, vale decir la salud, quedan comprendidos en 10 mandatos y son:

  1. Respirar siempre aire puro
  2. Comer exclusivamente productos naturales
  3. Ser sobrios constantemente
  4. Beber únicamente agua natural
  5. Tener suma limpieza en todo
  6. Dominar las pasiones, procurando la mayor castidad
  7. No estar jamás ociosos
  8. Descansar y dormir sólo lo necesario
  9. Vestir sencillamente y con holgura
  10. Cultivar todas las virtudes, procurando siempre estar alegres

En el cumplimiento integral de estos preceptos está la salud y la transgresión de uno solo de estos mandatos ya es causa de dolencia porque altera la normalidad funcional del organismo que es salud integral.

Tengamos siempre presente que lo que da la salud también cura la enfermedad, porque ésta es alteración de aquella.”

Fuente:La medicina Natural al Alcance de Todos”-Dr. Manuel Lezaeta Acharán

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s