Entrada destacada

Bienvenido a Ecosalud!

Bienvenidos a nuestro nuevo sitio web Ecosalud

Por una mejor calidad de vida, queremos compartir información y experiencias adquiridas con el paso del tiempo, y poner al alcance de todos Productos Naturales, de calidad, que nos ayudaran a vivir mas sanos y vigorosos.

Sigue leyendo

Anuncios

¿Capitalismo o Comunismo? … Omraam Mikhael Aivanhov (1900-1986)

Para desarrollarse, cada quien debe convertirse en un verdadero capitalista y al mismo tiempo en un verdadero comunista.

Quien se declara comunista cuando no posee nada, no puede hacer ningún bien. Y si toma aquello que no le pertenece, es un ladrón. Combatir a los ricos para tomar lo que poseen y vivir como ellos, no es así como debe comprenderse la palabra “revolución”.

¡Qué el erudito dé sus conocimientos, que el sabio dé su luz y que aquellos que los reciben se alegren de haber sido aclarados! ¡Qué el fuerte sea feliz de apoyar al débil, y el rico de ayudar al pobre, y que el débil y el pobre sean agradecidos de sentirse socorridos! Son estos intercambios sinceros, fraternales, los que producen la verdadera felicidad. Todos aquellos que, en cualquier ámbito, se nieguen a hacer circular sus riquezas, no son más que pantanos, aguas estancadas: no descubrirán jamás el sentido de la vida, pues ignoran esta poderosa ley del intercambio.

Y cuando ustedes se sienten maravillados, felices, plenos, ¿piensan en distribuir esta dicha a todos aquellos que sufren y se sienten desolados? No se guarden todo para sí mismos. Hay que saber dar a los demás un poco de esta abundancia, de esta dicha desbordante, y decir: “¡Queridos hermanos y hermanas del mundo entero, lo que poseo es tan magnífico que voy a compartirlo con ustedes! ¡Tomen de esta dicha, tomen de esta luz!” Si tienen la consciencia lo suficientemente desarrollada como para hacer esto, serán inscritos en los registros del Cielo como verdaderos hijos e hijas de Dios. Lo que habrán así distribuido se abonará a su cuenta en los bancos celestes, donde podrán retirar más tarde cuando lo necesiten; y al mismo tiempo su dicha permanecerá en ustedes, intacta, nadie podrá tomarla puesto que la habrán puesto en un lugar seguro…

“Para que una sociedad se desarrolle armoniosamente, cada ciudadano debe encontrar un equilibrio entre tomar y dar. Por ello, cuando oigo hablar de escoger entre sociedad comunista o sociedad capitalista, pienso que hay una mala comprensión. No hay que separar el comunismo del capitalismo e inversamente. ¿Por qué? Porque el uno no puede realmente existir sin el otro, son manifestaciones complementarias. Pero es preciso que les explique el sentido que le doy a estas dos palabras.

Aquí también, la Inteligencia de la naturaleza nos instruye. ¿Qué es un niño? Un capitalista; grita, reclama, se impone: quiere acapararlo todo y quedarse con todo solo para él… Pero años después, cuando decide formar un hogar, tener hijos, se ve obligado a volverse comunista, es decir, a aprender a pensar en los demás, a ser capaz de dar. Los humanos nacen todos capitalistas, el comunismo viene más tarde. Cuando un muchacho encuentra una chica para formar un hogar, he ahí ya una comuna. Pues sí, ¡es allí que esto comienza!

Pero el capitalismo debe ser solamente un medio. El error de los capitalistas es haber hecho de éste una meta. No han comprendido nada. Y los comunistas tampoco, por cierto. ¿Creen ustedes que los comunistas son verdaderamente comunistas? Eso, ¡solo Dios lo sabe! Si critican tanto a los capitalistas, si los combaten, a menudo es porque los envidian. Quien se siente pobre, privado, desheredado, predica el comunismo. Pero si llega a enriquecerse, ¡ténganse!, hasta allí llegó, no más comunismo, ya nada de compartir con los demás. Pero yo creo en el comunismo. ¿Por qué? Porque Jesús era comunista, pero comunista blanco, no comunista rojo. Observen lo que le dice al joven rico: “Si quieres ser perfecto, ve, vende todo lo que poseas, da el dinero a los pobres y tendrás un tesoro en el Cielo”.

En realidad, ni el comunismo ni el capitalismo pueden aportar verdaderas soluciones. Y, además, se ve: tanto un régimen como el otro no cesan de producir víctimas. La solución está en que se acerquen y se comprendan para participar juntos en el bienestar de la humanidad. Puesto que estas dos corrientes del capitalismo y del comunismo trabajan simultáneamente en el universo, puesto que el equilibrio cósmico reposa sobre estas dos corrientes: tomar y dar, amasar y distribuir, ¿por qué los humanos hacen de ellos un factor de divisiones? Para desarrollarse, cada quien debe convertirse en un verdadero capitalista y al mismo tiempo en un verdadero comunista.

Quien se declara comunista cuando no posee nada, no puede hacer ningún bien. Y si toma aquello que no le pertenece, es un ladrón. Combatir a los ricos para tomar lo que poseen y vivir como ellos, no es así como debe comprenderse la palabra “revolución”. Es cuando se es rico que se debe combatir a los ricos distribuyendo a los pobres. Pero combatir a los ricos cuando se está en la miseria, ¡es demasiado fácil! Y la prueba de que los comunistas no habían comprendido nada de lo que debe ser el verdadero comunismo, es que terminaron oprimiendo al pueblo en forma aún más cruel que sus predecesores.

Por cierto, esta verdad debe ser comprendida y aplicada en todos los campos. En todos los campos se encuentran las mismas tendencias eternas a volverse capitalista, es decir, a apropiarse, a poseer para dominar. Solo que ello toma formas diferentes: para unos el dinero, para otros el poder, para otros el conocimiento… El conocimiento pertenece ciertamente a un ámbito superior, pero conocer no es en el fondo más que una expresión de la misma tendencia: enriquecerse para imponerse. Sí, ¡cuántas personas instruidas se comportan exactamente como capitalistas! Son lejanas, despectivas. ¿Es así como hay que comportarse? Todos aquellos que son ricos, sea cual sea el ámbito, no deben comportarse como pontífices orgullosos, sino descender un poco al nivel de los demás, ser fraternales, distribuir sus riquezas: entonces ahí, serán comunistas, de los verdaderos. El saber, el poder, deben buscarse como medios para ayudar a la humanidad, y no para arreglar sus propios asuntos.

El que quiere poseer alguna cosa tiene razón. Sí, la naturaleza le ha otorgado este derecho. Miren el árbol: es capitalista, conserva sus raíces, su tronco, sus ramas, pero es comunista cuando distribuye sus frutos. Es así como la naturaleza ha concebido las cosas. Un Iniciado que ha comprendido la lección de la naturaleza hace exactamente lo mismo que el árbol: conserva sus raíces, su tronco, sus ramas, pero distribuye sus frutos, es decir, sus pensamientos, sus sentimientos, sus palabras, su luz, su fuerza e ¡incluso su dinero si lo tiene! Solo el Iniciado es un verdadero capitalista y un verdadero comunista. Los demás no son más que niños que se pelean y nunca llegarán a resolver los problemas. Por tanto, lo ven, el verdadero capitalista es el Iniciado; él se enriquece, se enriquece… y también es el verdadero comunista, pues día y noche distribuye sus riquezas.

La solución de los problemas del capitalismo y del comunismo está en que los capitalistas y los comunistas se decidan a ampliar sus concepciones, considerando las cosas desde muy alto. Que comprendan que no son tanto la riqueza y los éxitos materiales los que deben buscar, puesto que para tener éxito en el plano físico se está siempre más o menos en la obligación de eliminar al vecino, o incluso de cometer algunas deshonestidades. La tierra es pequeña, el espacio es limitado, entonces es siempre un poco a costa de los demás que uno se gana un lugar. Pero si ese deseo de adquisición tiene por objeto los valores celestes que son tan vastos, inmensos, infinitos, lo que sea que ustedes tomen no disminuirá en nada esta inmensidad, este océano inagotable, no perjudicarán los intereses de nadie.

¡Cuántas personas, por ejemplo, se niegan a vincularse con otros so pretexto de que ellos son inferiores! Corresponde a cada quien descubrir cómo debe establecer verdaderos contactos entre él y los demás. ¡Qué el erudito dé sus conocimientos, que el sabio dé su luz y que aquellos que los reciben se alegren de haber sido aclarados! ¡Qué el fuerte sea feliz de apoyar al débil, y el rico de ayudar al pobre, y que el débil y el pobre sean agradecidos de sentirse socorridos! Son estos intercambios sinceros, fraternales, los que producen la verdadera felicidad. Todos aquellos que, en cualquier ámbito, se nieguen a hacer circular sus riquezas, no son más que pantanos, aguas estancadas: no descubrirán jamás el sentido de la vida, pues ignoran esta poderosa ley del intercambio.

Y cuando ustedes se sienten maravillados, felices, plenos, ¿piensan en distribuir esta dicha a todos aquellos que sufren y se sienten desolados? No se guarden todo para sí mismos. Hay que saber dar a los demás un poco de esta abundancia, de esta dicha desbordante, y decir: “¡Queridos hermanos y hermanas del mundo entero, lo que poseo es tan magnífico que voy a compartirlo con ustedes! ¡Tomen de esta dicha, tomen de esta luz!” Si tienen la consciencia lo suficientemente desarrollada como para hacer esto, serán inscritos en los registros del Cielo como verdaderos hijos e hijas de Dios. Lo que habrán así distribuido se abonará a su cuenta en los bancos celestes, donde podrán retirar más tarde cuando lo necesiten; y al mismo tiempo su dicha permanecerá en ustedes, intacta, nadie podrá tomarla puesto que la habrán puesto en un lugar seguro.

Por cierto, si supieran observarse, se darían cuenta que cada vez que guardan una dicha sin querer compartirla con otros, se produce algo que hace que la pierdan. Es como si seres del mundo invisible los acecharan y debieran castigarlos por su egoísmo. Incluso cuando son los más felices, pasa algún imprevisto que viene a destruir su dicha porque no pensaron en compartirla.

Entonces, he aquí un método más. Cada vez que les pase algo bueno, diríjanse al Señor, a la Madre Divina, diciéndoles: “¡Yo no sé cómo dar esta dicha, soy tan ignorante! Entonces, ella es Tuya, Señor, ella es Tuya, Madre Divina; se las confío para que ustedes la distribuyan a los demás.” Y el Señor y la Madre Divina distribuyen su dicha, mientras que una parte es depositada en las reservas del Cielo. Acepten esta verdad y aprovéchenla para su bien y el del mundo entero.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Acuario: Llegada de la Edad de Oro – I
Cap. 4: Comunismo y Capitalismo.

http://www.prosveta.com/api/flipping/C0025AN

www.omraam.es

“Hay solo un Cristo – el Cristo vivo, Quien es una expresión de Dios, del Amor. Cristo–esto es Dios, Quien se revela al mundo”…

Hoy día la gente divide a Cristo en “histórico”, “cósmico”,
“místico”, etc. Pero Cristo por Sí Mismo es uno e indivisible. Hay solo
un Cristo – el Cristo vivo, Quien es una expresión de Dios, una expresión
del Amor.
Cristo – esto es Dios, Quien se revela al mundo.
Como una manifestación de Dios, Cristo no puede separarse de Él,
no puede observarse fuera de Él.
Y cuando yo hablo de Cristo, Le considero no como un principio
abstracto, sino como una encarnación real del Amor. El Amor, esta es la
realidad más grande, y no algo abstracto. Él tiene forma, contenido y
sentido.

La expresión más plena del Amor en la Tierra ha dado Cristo – sea
cual sea la manera en la que la gente Le percibe: como “histórico”, como
“cósmico” o “místico”. Porque y como una persona histórica, y como
una entidad cósmica, y como una vivencia mística, Cristo es y queda la
expresión más perfecta del Amor. Y verdaderamente, no hay otro
hombre en la Tierra antes de Cristo que haya tenido mayor Amor que Él.
No hay y en el Cosmos – fuera –, y en las profundidades místicas del
alma – dentro –, una expresión más plena del Amor, que aquella que
nosotros personificamos en el Cristo.
¿Y entonces, cómo deben percibirse las palabras: Cristo
“histórico”, “cósmico” y “místico”? Manifestado en la Tierra en un
momento histórico dado, como el hombre ideal, como un modelo de un
hombre verdadero, Él es “histórico”. Y el tiempo entonces hace crónica y
testifica de Él: “¡He aquí el hombre! (Juan 18:19 – nota del tr.) He aquí
el hombre verdadero, en el cual vive el Amor, la Sabiduría y la Verdad, y
quien los aplica”.
Conocido internamente, Él se vuelve “místico”, pero percibido y
conocido como el Dios manifestado en el mundo, Él se vuelve
“cósmico”. Y entonces, el lado físico del Cristo, esto es toda la
humanidad unida en un cuerpo. Todas las almas humanas, en las cuales
Cristo vive, unidas en uno – este es el lado físico del Cristo. Todos los
ángeles, unidos en el corazón del Cristo, representan Su lado espiritual.
Y todas las Divinidades, unidas en la mente del Cristo, representan Su
lado Divino. Este es el Cristo “cósmico” – el Dios manifestado en el
mundo.
Y por eso el místico ve en todas partes al Cristo – el Gran Hermano
de la humanidad, la Primera imagen del hombre, el Primogénito en el
mundo – inicio del género humano, inicio de la evolución humana. El
Primogénito, Quien ha desarrollado y manifestado todas las Virtudes
Divinas, Quien ha aplicado todas las Leyes Divinas. El Primogénito,
Quien ha aguantado exitosamente todas las pruebas y ha sacrificado todo
por sus hermanos.
Montañas, campos, fuentes, ríos, mares, con todas las riquezas
naturales que se esconden en ellos – todo esto es una expresión de este
Gran Hermano. Pero este es un secreto profundo, para cuya comprensión
se requiere miles de años de trabajo forzado. Así debe percibirse Cristo
en Su amplitud.
Uno es Él, aunque la gente Le percibe bien como “histórico”, bien
como “cósmico”, bien como “místico”. Todas estas palabras deben
vivificarse en el reconocimiento verdadero del Cristo, como un Amor de
Dios expresado y manifestado, y no que se queden como preceptos
secos, como prisiones para el pensamiento humano.
Y verdaderamente, ¿no es para muchos cristianos el Cristo
“histórico”, venido hace dos mil años, una prisión para su mente?
¿Dónde ha hablado Cristo hace 2000 años acerca de Sí mismo como una
persona histórica? Él habla de Sí mismo como un espíritu que
permanecerá en la Tierra “hasta el fin del siglo”, o sea, hasta el fin de
esta época de violencia y maldad, la cual vive sus últimos días. “Id y
predicad”, dice Él a Sus discípulos, “y Yo estaré con vosotros hasta el fin
del siglo”.
Uno de los engaños más grandes es que se piensa que Cristo está en
el Cielo, que está sentado y espera la Segunda venida, para empezar a
juzgar a los vivos y a los muertos. La verdad es que Cristo nunca ha
abandonado la Tierra. Recordad Sus palabras: “Toda potestad Me es
dada en el Cielo y en la Tierra” (Mateo 28:18 – nota del tr.).
Es Cristo, quien ha movido, mueve y moverá y la vida “histórica”,
y la “cósmica”, y la “mística” de la Tierra y de la humanidad.
Sin el Cristo no hay historia.
Sin el Cristo no hay “Cosmos”, es decir, mundo organizado y
arreglado.
Sin el Cristo no hay vida “mística”. Él es el Gran Inspirador de
todas las revelaciones en todos los tiempos. Él es el motor invisible de
toda la vida espiritual de la humanidad.
Sobre esto testifica la Escritura Sagrada, en la cual Cristo aparece
como un personaje central. Sobre esto hace alusión y el mismo Cristo en
las palabras: “De Mí escribieron Moisés y los profetas”. Moisés, en un
sentido amplio, representa todos los guías espirituales de la humanidad,
todos los científicos, filósofos, escritores, poetas, músicos, que preparan
las mentes humanas para la comprensión del Cristo, de la Verdad Divina. Sigue leyendo

“LA GRAN REVOLUCIÓN INTERIOR”… Mensajes Canalizados de los Maestros de Luz…

La humanidad camina hacia la mayor de las revoluciones que ocurrieron a lo largo de toda su historia. Una revolución tan grande que las más fértiles imaginaciones no logran vislumbrar.

Lenta y rápidamente está sucediendo en el planeta; puede parecer una contradicción, pero no lo es. El ser humano se encuentra en una gran revolución interior, donde las fuerzas del Gran Padre, de la Gran Madre y del Gran Hijo están actuando simultáneamente a fin de transformar, transmutar y liberar al hombre que hoy está preso y esclavizado a la vida en la materia más densa, al “juego” de las fuerzas más bajas, a las fuerzas materialistas y de destrucción.
A pesar de la existencia de muchas religiones, sectas, creencias y organizaciones místico-espiritualistas, las vidas humanas todavía se rigen por la materia más densa, por los bajos instintos y no por los patrones más elevados de la espiritualidad, del alma-espíritu en cada uno.

Hablan mucho de Dios, pero desconocen a Dios, se alejaron de él.
Hablan mucho de Cristo, pero no viven “el Cristo Interno” en el alma, ni viven vidas Crísticas!
¡Hablan de ecología, pero destruyen la naturaleza continuamente!
¡Hablan de justicia, pero explotan las clases más bajas!                                                                      ¡Hablan de vida y quieren valorarla, pero matan diariamente a la vida!

Los patrones actuales de vida tienen que cambiar, la visión de una vida finita, reducida a un solo cuerpo físico es una idea tan absurda que nunca podría venir de la cabeza de un auténtico religioso, místico, espiritualista, filósofo o científico.

– ¿Pero dónde están los auténticos?
– Los verdaderos de cuerpo, mente, alma y espíritu?
– El paradigma de la vida y de la muerte será resuelto con más facilidad de lo que muchos juzgan.

La vida que hoy se vive en la Tierra no es normal y sí anormal. Esta no es la verdadera vida universal, es un tipo de vida hecha a imagen y semejanza de las personalidades de los hombres, no de Dios Padre-Madre!

El “juego” de intereses personales y mezquinos, la codicia por la riqueza fácil, los desequilibrios emocionales y mentales están haciendo que los cerebros no consigan aguantar más el impacto de tanta fuerza desequilibradora y destructora que los seres humanos producen continuamente, obligándolos a entrar en auténticos laberintos, de los cuales el alma sólo conseguirá salir a través de las “puertas de la muerte” del vehículo físico y, a veces, de una forma dramática e injusta.

Los valores tanto materiales como espirituales deben ser reevaluados y lo más urgente posible, sino el hombre acabará por destruir al hombre y al propio planeta.

Todos aquellos que tienen una conciencia de que la verdadera vida es eterna y conocen la evolución universal, aquellos que creen en la espiritualidad, en los Seres de Luz y en la vuelta de Cristo en cada uno, necesitan y deben unirse para ayudar en la sublimación y transformación de la humanidad y del propio planeta. Sigue leyendo

Jean Pierre Garnier-Malet. Físico (Doctorado en mecánica de los fluidos)…

Jean Pierre Garnier Malet, nacido en 1940 en Francia, en la Vienne.

Físico (Doctorado en mecánica de los fluidos), autor de la Teoría del desdoblamiento del espacio y del tiempo (The Doubling Theory, 1988).

 Una escolaridad forzada…

Muy buen alumno, es admitido en “Centrale” (prestigiosa “escuela” para la formación de líderes científicos  del futuro) http://www.ecp.fr/homepage,  pero renuncia a ello pues desea dedicarse a su gran pasión: el cine. Pero, bajo la presión de su padre, militar de todas las guerras, quien le quiere orientar hacia estudios científicos y bajo la influencia de sus allegados quienes le aconsejan que obtenga algún diploma, antes de nada, decide realizar “rápidamente” una licenciatura en física.

Selecciona los certificados de manera a poder pasar cinco en el mismo año y así poder dirigirse rápidamente hacia lo que le interesa. Debido a un doble error tanto por su parte como por el de la administración, pasa el 2º certificado (dinámica de los fluidos) antes que el 1º (mecánica de los fluidos). Esto atrae la atención de sus profesores y del decano de la universidad de Poitiers quien le pide que trabaje en su laboratorio. Pero, la administración obliga, la licenciatura en física no le puede ser concedida si no pasa los certificados en el orden estipulado, lo cual le retrasaría dos años más.

… acelerado gracias a una derogación presidencial…

El decano de la universidad, el profesor Chartrier, pide una derogación que solo puede ser concedida por el Presidente de la República. A la espera de esta dispensa (que el General de Gaulle le dará al año siguiente) y su licencia para concluir sus estudios, JPGM pasa su tiempo en la biblioteca del laboratorio de mecánica de los fluidos. Sigue leyendo

La Teoría del Desdoblamiento del Espacio y del Tiempo… Dr. Jean Pierre Garnier Malet…

¿POR QUÉ UN DESDOBLAMIENTO?

Caracterizado por un movimiento, una curiosa velocidad y una ecuación universal, el desdoblamiento del espacio y del tiempo explica a la vez lo infinitamente pequeño de nuestras partículas, lo infinitamente grande del universo… y nosotros, perdidos en una tierra inmensa, planeta de un pequeñísimo sistema solar cuyas dimensiones nos parecen infinitas.

Tan solo tenemos que admitir que puedan existir tiempos imperceptibles atrapados entre dos tiempos perceptibles.

El tiempo entre una pregunta (un obstáculo cualquiera) y su respuesta (franqueo del obstáculo) define un tiempo de adaptación para una partícula, que utiliza ese tiempo en su espacio definido y limitado por su horizonte. Una aceleración del transcurso del tiempo en un horizonte imperceptible, desdoblado del primer horizonte, permite a una partícula, desdoblada de la partícula inicial, evolucionando de la misma manera, obtener la respuesta antes que la partícula inicial.
La aceleración del tiempo puede ser tal que la partícula inicial “no tiene tiempo” de utilizar un “instante” de su tiempo mientras que la partícula desdoblada “tiene todo el tiempo” de obtener la respuesta a su pregunta “en ese mismo instante”. Eso necesita de poder acelerar el tiempo al tiempo que desdoblando la partícula inicial en tiempos imperceptibles que yo he llamado “aperturas temporales”.
Ahora bien, el tiempo es observable y medible por el movimiento de un espacio en relación a otro. Debido a ello es continuo. Diferenciar el tiempo en “aperturas temporales” viene a ser, diferenciar la observación de un movimiento, o sea que la percepción del observador mismo, que es a la vez horizonte de partículas y partícula en su horizonte.
El desdoblamiento implica un observador desdoblado evolucionando en aperturas temporales del observador inicial. Debido a una diferencia de percepción, el observador desdoblado evoluciona rápidamente en un tiempo acelerado que él considera como normal.
Así pues, él ignora al observador inicial ya que desconoce su tiempo de evolución que le aparece a él como fijado.

Él puede considerarse como un observador inicial que a su vez se desdobla. Un 3er observador responde pues a las preguntas del 2º realizándose él también otras preguntas.
Por intercambios de información en “aperturas temporales” imperceptibles, el 1er observador puede obtener respuestas a preguntas que no ha tenido tiempo de hacerse. Esto le permite conocer las respuestas del 3º antes que del 2º al cual puede pues guiar sugiriéndole nuevas preguntas que modifican su memoria instantáneamente.
Es decir, el 2º observador evoluciona en su presente. Responde a las preguntas del 1º que le parecen proceder del pasado. Se realiza preguntas las cuales son respondidas a su vez por el 3º. Esas respuestas parecen estar en su futuro. Por los intercambios de información instantáneos en las aperturas temporales, es pues, al mismo tiempo, observador en los tres tiempos diferentes: pasado, presente, futuro.
La teoría del desdoblamiento da una ecuación que permite expresar de manera rigurosa el cambio de percepción entre dos observadores desdoblados en dos tiempos diferentes.

Esta ecuación es la base fundamental de la teoría del desdoblamiento. Por un cambio de escala de espacio y de tiempo, reúne lo infinitamente grande de un observador inicial y lo infinitamente pequeño del observador desdoblado.

Permite el cálculo de la velocidad de la luz, define una energía de equilibrio (0,01%) entre una energía gravitacional (33,3%) y una energía de tiempo (66,6%), reencontrando de esta manera la constante cosmológica de Einstein.

Da la ecuación universal que determina el cambio de percepción del tiempo debido al desdoblamiento.

Impone la necesidad de masas o de energías reales pero imperceptibles (llamadas sombrías u oscuras) y la de un Sol negro, desdoblando nuestro Sol luminoso.

Define varias velocidades supralumínicas, permitiendo los intercambios de información entre tiempos desdoblados, precisando de esta manera la noción actual e inexacta de intrincación.

Y sobre todo, este movimiento fundamental dirige tanto nuestro cuerpo como el universo que nos hace vivir, al tiempo que nos desdoblamos…

http://www.garnier-malet.com/es/teoria-del-desdoblamiento/

Mas Videos: https://www.youtube.com/results?search_query=JEAN+PIERRE+GARNIER+MALET

CENTRO DE SALUD VITAL ZUHAIZPE…(España) Dr. Karmelo Bizkarra

http://www.zuhaizpe.com/zuhaizpe/

Un espacio para curarte física y emocionalmente

El Centro de Salud Vital Zuhaizpe, reconocido como Centro Médico y Psicológico por el Departamento de Salud de Navarra, es un lugar tranquilo, en las faldas de la sierra de Andía, en el que se facilita la recuperación física, emocional y mental en contacto directo con la naturaleza y los demás factores de Salud.

Es un espacio de naturaleza donde las personas pueden descansar y llevar una alimentación vegetariana higienista sana, seguir una dieta depurativa o incluso un ayuno controlado si es recomendable y siempre bajo supervisión médica, así como realizar un profundo trabajo emocional y de crecimiento personal.

Zuhaizpe es un antiguo caserío navarro que cuenta con más de 12.000 m2 de jardín y árboles autóctonos y frutales. Una parte del jardín está acondicionada para realizar las actividades psicocorporales y otra está dedicada a tratamientos termales, con piscina salina, yacuzzi y pediluvio. También disponemos de dos salas de actividades totalmente equipadas para charlas y actividades.

En Zuhaizpe trabajamos un equipo de especialistas altamente cualificados en atención para la salud que a través de una gran variedad de técnicas y terapias médicas y psicológicas, te acompañaremos a entender la salud y el significado de la enfermedad desde una nueva perspectiva.

http://www.zuhaizpe.com/zuhaizpe/

https://ecosaludcl.wordpress.com/2017/09/26/dr-karmelo-bizkarra-maiztegi-medico/

Dr. Karmelo Bizkarra Maiztegi. Médico.

Es Licenciado en Medicina y cirugía por la Universidad del País Vasco, en el año 1979. Actualmente director médico del Centro de Salud Vital Zuhaizpe en Arizaleta-Navarra. Especialista en medicina Higienista, medicina Antroposófica, medicina Espagírica y medicina Psicosomática. Master en Bioenergética y formación en teoría Reichiana. Su quehacer médico se desarrolla a través de un programa de integración de la salud física con la salud psicoemocional. guia-salud-natural

La alimentación sana, el ayuno, la consciencia corporal, el despertar de los sentidos, el contacto con la naturaleza, el trabajo psicocorporal, la expresión emocional y las relaciones humanas trabajadas en dinámicas de grupo, son parte de su programa de salud.

Ha sido docente en Master y Cursos de Postrado en Medicinas Complementarias en las Universidades de Zaragoza, Barcelona (Les Heures). Actualmente es profesor en el Master de Medicina Naturista y Complementaria de la facultad de Medicina de Santiago de Compostela. Es profesor de la formación de Medicina Antroposófica.

Ha colaborado en varias revistas especializadas y es autor de diversos libros en la línea de una educación para la salud.

Mas Videos Dr. Karmelo Bizkarra:

https://www.youtube.com/results?search_query=dr.+karmelo+bizkarra+